Los disfraces de halloween que más miedo dan

¿Quieres causar pavor el próximo Halloween? Te descubrimos la forma más sencilla de convertirte en un auténtico monstruo.

Cómo hacerse fácilmente los disfraces de miedo que más impactan

 

La fiesta de Halloween se ha convertido, de unos años acá, en una de las celebraciones más populares de nuestro país. Gracias a los disfraces halloween, nos convertimos por un día en esos personajes que tanto miedo nos dan. Los zombies, los vampiros y los monstruos de todo tipo inundan nuestras calles en esta festividad previa al Día de todos los Santos.

 

Sin duda alguna, un elemento fundamental a la hora de disfrazarse en Halloween es realizarse un buen maquillaje. Para ello, no tienes que saber mucho. Los maquillajes para este tipo de disfraces suelen basarse en pintura blanca para todo el rostro y negra y roja para dibujar ojeras, rasgos y detalles como cicatrices u falsos orificios en tu cada. Estas pinturas debes comprarlas siempre en una tienda de disfraces online especializada.

 

Además del maquillaje, los disfraces de Halloween suelen llevar complementos, que no te cuestan casi dinero, al igual que las pinturas. Estos complementos van desde heridas postizas, falsos dientes, cicatrices adhesivas y un largo etcétera. En las tiendas online de disfraces tienen un amplio catálogo. Lo normal es que entre el maquillaje y los dos o tres postizos, no te gastes más de 10 €.

 

Pero como no basta con la diabólica caracterización, también deberás contar con un vestuario que la complemente. Tienes dos opciones, usar cualquier disfraz que tengas pues tu caracterización lo transformará en un disfraz de miedo; o comprar el disfraz de Halloween aquí, del monstruo en el que te quieres convertir.

 

De hecho, los disfraces más populares de Halloween centran su efectividad en el maquillaje corporal y los complementos, no en el disfraz en sí. Aunque está claro que no cualquier disfraz sirve para ser transformado en el atuendo de un diabólico personaje con el que puedas campar a tus anchas por las calles en la noche de Halloween.

 

Los 3 disfraces de Halloween más populares

La monja diabólica

Este disfraz es muy sencillo de hacer y cuesta barato. El disfraz de monja te sale por cuatro duros y luego sólo tienes que pintarte la cara para dar miedo. Vamos, de lo más sencillito y económico y quedarás terrorífica o terrorífico.

 

El payaso diabólico

Es otro disfraz muy fácil y económico. El disfraz de payaso lo tienes en muchísimos modelos distintos y para todos los precios. Sólo tienes que añadirle un maquillaje totalmente blanco en tu cara, acompañado de rasgos, como las grandes cejas arqueadas, que den pavor.

 

El desconcertante Joker

Este es uno de los disfraces más efectivos de Halloween y ofrece la ventaja de que si no quieres gastar mucho, sólo tendrás que comprar 3 pinturas. Consiste en ponerte un traje viejo, con camisa y zapatos y pintarte la cara y el pelo para crearte un aspecto que de miedo. Así de sencillo y muy efectivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.